Ocaso

Sonia Retamal

» Presentación de la obra

...” Hacia un ocaso ardiente
caminaba el sol de estío,
y era, entre nubes de fuego, una trompeta gigante,
tras de los álamos verdes de las márgenes del río.

…Yo iba haciendo mi camino,
absorto en el solitario crepúsculo campesino.

Y pensaba: «¡Hermosa tarde, nota de la lira inmensa
toda desdén y armonía;
hermosa tarde, tú curas la pobre melancolía
de este rincón vanidoso, oscuro rincón que piensa!» “…(1)

Las imágenes guiadas por la luz, el ambiente generado en cada una de ellas. Ocaso que va y viene, personas que están y se van, las fotografías presentadas captan el momento en que se perciben situaciones cotidianas; Santiago, Curicó, San Francisco de mostazal, Cauquenes, Valparaíso, Buenos Aires, se unen en este tránsito del Ocaso.

(1) extracto, Hacia un ocaso ardiente, de Antonio Machado.
Poema pertenece al libro Soledades, editado por primera vez en 1902.